Salta al contenido principal
Página

PRESENTACIÓN DEL CURSO


En la anterior imagen se puede observar el árbol ChanGo de las metodologías, que en modo simbólico representa las metodologías de las que el modelo se apropia, mismas que permiten  el desarrollo de un modelo pedagógico con estrategias metodológicas, coherentes con el modo de educación que queremos y que buscamos.

El curso a continuación es de especial importancia pues es en este en el que se exponen las metodologías de las que el modelo ChanGo se vale para el abordaje de los contenidos, para el desarrollo de las clases y para que el proceso enseñanza-aprendizaje ocurra. Es claro que hay una gran cantidad de metodologías, sin embargo desde ChanGo se retoman seis, que parten de tres tipos de aprendizajes, tal como se expone a continuación:

  • Aprendizaje humanístico: Asambleas y tutorías comunicativas.
  • Como parte del aprendizaje vivencial tenemos: Aprendizaje por ambientes y talleres experimentales. 
  • Aprendizaje comunitario: Aprendizaje experiencial y aprendizaje por servicio. 
Todo esto se ve atravesado la educación positiva, que se aborda de forma transversal en cada una de las prácticas pedagógicas y metodológicas, como una forma muy específica y respetuosa de abordar la educación y de mirar al futuro en función de las personas que buscamos formar, mejorando nuestras prácticas docentes en el presente de nuestros estudiantes.
 

Cada una de estas metodologías están nutridas por otras estrategias como el aprendizaje cooperativo, el aprendizaje por proyectos, los principios filosóficos de la educación montessoriana, que han ido abonando y fortaleciendo el trabajo que se hace desde el modelo y su aporte a la educación. 

Sin más, damos la bienvenida a este curso mismo que esperamos disfruten y saquen el mayor provecho, pues la actualización docente como renovación metodológica es la única forma que tenemos para poder contrarrestar las flaquezas a las que en educación nos enfrentamos. Para brindar una educación de calidad a nuestros niños, niñas y jóvenes, una educación en la que se integre a la familia, se vincule y genere alianzas con entidades y se dé el protagonismo a quienes realmente les corresponde. El mundo que soñamos solo es posible con una educación justa y de calidad.